Cuando nos planteamos la renovación de nuestro cuarto de baño, todos nuestros esfuerzos se centran en ganar más espacio en él para lograr una mayor sensación de amplitud. Para conseguirlo, tan solo es preciso añadir o cambiar algunos de los elementos que lo componen. Uno de los que más funcionalidad nos aportan y que, sin embargo, pasan más desapercibidos, son los toalleros. Actualmente, en el mercado podemos encontrar diversos tipos que se pueden adaptar a cualquier estilo decorativo que queramos utilizar.

En el caso de que tu cuarto de baño tenga una superficie limitada, lo mejor es decantarse por los toalleros clásicos que se encuentran ajustados a la pared. Por lo general, se componen de una estructura de dos soportes que, por medio de tornillos de acero inoxidable, van anclados a la pared. Razón por la que, antes de instalarlos, deberemos realizar los boquetes correspondientes donde queramos ubicarlos. Otra opción más sencilla que la anterior y que no necesita de ninguna herramienta, son los toalleros que vienen preparados para instalarse directamente gracias a que poseen una banda adhesiva en su cara interior.

Si tienes la suerte de poseer un baño espacioso, puedes optar por los espectaculares  toalleros de pie. Dicha modalidad consta de una o varias barras donde podrás colocar tus toallas sin preocuparte porque acaben tiradas en el suelo, dado que, gracias a su amplio pie, mantendrán perfectamente el equilibrio. En comparación con los de pared, estos son más grandes y no van anclados a ninguna parte de la estancia.

Otra de las opciones que va captando más adeptos, son los increíbles toalleros radiadores. Estas estructuras, además de tener la función de sujetar las toallas, permiten que estas estén calientes cuando las vayamos a utilizar. Esto resulta muy reconfortante cuando la temperatura es baja y salimos de nuestra ducha.

Ya solo queda que estudies tu baño y decidas qué opción es la que mejor se adapta a tus necesidades y gustos personales. ¡Seguro que aciertas con tu elección!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *