La inflación que estamos sufriendo actualmente, nos obliga a cambiar nuestros hábitos para conseguir un mayor ahorro económico en todos los ámbitos. No solo nos centramos en ahorrar en la lista de la compra, yendo a comprar a aquellos centros que disponen de las mejores ofertas, sino que también buscamos los precios más bajos en el resto de los aspectos de nuestras vidas

El sector energético no es menos y, por eso, intentamos disminuir lo que pagamos en nuestras facturas. Una forma de lograrlo es gracias al cambio de hora. Como bien sabrás estos cambios se realizan dos veces durante el año: en uno se atrasa la hora y en el otro se adelanta. No obstante, la Comisión Europea ha llegado a la conclusión de que tales cambios, a partir del año que viene, no van a ser necesarios, obligándonos a elegir con quedarnos con uno como fijo. Por este motivo,queremos comentar qué beneficios puede traer esta medida

Se ha demostrado que, el motivo real para mover las manillas del reloj dos veces al año, es disminuir el gasto energético, dado que, lo que se busca, es lograr un mayor aprovechamiento de la luz natural. Estudios recientes han comprobado que esta estrategia es capaz de hacernos ahorrar hasta unos 80 millones de euros anualmente. No obstante, para conseguir estas cifras necesitaremos prescindir de la luz artificial cuando no sea indispensable. Al margen del hecho de que, cuando los días son más largos, pasamos menos tiempo en nuestras casas. Lo que, lógicamente, supone que reduzcamos el consumo eléctrico.

Sin embargo, esta propuesta no ha sido bien acogida por todos. Muchas de las asociaciones europeas piensan que con esto se consigue, únicamente, lograr concienciar sobre el consumo excesivo de una manera más simbólica que real. De hecho, han llegado a presentar estudios que, con independencia de la hora que escojamos, indican que el consumo se verá incrementado en más del 2% por el uso del aire acondicionado o de la calefacción.

Desde nuestro punto de vista, lo más importante es mantener hábitos de consumo que resulten sostenibles. Por tanto, estaremos pendientes para ver que opción resulta la más adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *