En Best House Gran Canaria , sabemos que la mayoría de las familias invierten su dinero para disponer de un inmueble propio. Esta mentalidad inversora ha ido traspasándose de generación en generación, dado que permite aumentar el patrimonio personal, poseer un inmueble propio e incrementar la sensación de seguridad en el día a día al contar con un espacio donde poder vivir durante muchos años. Es por eso que, actualmente, las empresas constructoras se preocupan cada vez más en buscar que el edificio dispongan de la mayor seguridad posible tanto en lo que afecta a la estructura, como en lo concerniente a la comodidad de sus habitantes.

Para que un edificio sea seguro debe de pasar un sinfín de controles que lo verifique. Pero, para los que ya disponen de muchos años, siempre es recomendable que la comunidad de vecinos apruebe en sus juntas que un técnico cualificado revise el estado que se encuentra su estructura e instalaciones. Así mismo, deber ir adaptándose a las nuevas normativas vigentes en materia de extinción de incendios, de instalaciones de electricidad y de gas, dado que son muchos los que aún tienen instalaciones antiguas y pueden constituir un gran peligro.

Para cumplir con todo esto que hemos comentado anteriormente, es importante que haya extintores portátiles en cada planta del edificio, o por lo menos, se haya instalado uno cada 15 metros para asegurarse de que estos estarán al alcance de cualquier persona que se encuentre afectada por un incendio.

También es fundamental conocer el estado en que se encuentra el edificio. El técnico debe analizar el estado de la fachada, los bajantes, comprobar las reformas que ha tenido y verificar si ha sufrido alguna incidencia o siniestro a lo largo de los años que lleva construido. Además, consideramos que resulta esencial tener muy en cuenta todas las recomendaciones que haga tras la inspección, con la finalidad de implementarlas en el futuro y mejorar el estado de la finca. De este modo, la comunidad de vecinos, podrá planificar las obras a realizar para alargar la vida de la construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *